bitcoin

DCA: La estrategia de moda y cómo utilizarla

En todas las inversiones, sean del tipo que sea, siempre hay un riesgo, por eso, también existen estrategias que pretenden minimizar esta posible situación.

No importa si eres nuevo en el mundo de las inversiones, si eres todo un experto o si ni siquiera sabes de lo que estamos hablando, esta estrategia está diseñada para todo el mundo. Veamos de qué trata.


¿Qué es el DCA?

En primer lugar, debemos saber qué es la volatilidad, ya que es un concepto muy relacionado con esta fórmula.

La volatilidad es un indicador que informa de los cambios de precio de un activo, los cuales pueden subir o bajar. Por ejemplo, si el precio de un activo cae o sube repentinamente, se dice que tiene una alta volatilidad. En cambio, si el precio se mantiene al mismo nivel, la volatilidad es baja.

Ahora bien, la estrategia DCA, Dollar Cost Averaging, se basa en dividir la cantidad total de la inversión, en diferentes compras periódicas del mismo precio. Estas compras o inversiones se realizan con intervalos fijos a lo largo del tiempo, ya sean en días, semanas o meses. No importa el precio del mercado en ese momento, solo depende de nuestra liquidez.

Un buen ejemplo de DCA sería invertir 100€ al mes durante 5 años, habiendo depositado 6.000€ en total pero dividido en cuotas mensuales, en lugar de entrar en el mercado con todo el dinero de una sola vez.

Lo que ocurre cuando repartimos la cantidad de dinero en diferentes compras y hacerlo de manera constante, es que el riesgo de pérdida es menor. No importa si a veces compras caro y otras barato, nunca perderás todo el dinero ya que no lo has invertido en una sola transacción.

Ventajas y claves de la DCA

El hecho de dosificar el dinero da lugar a que se compre mayor cantidad de acciones cuando el precio está bajo, lo cual resulta muy positivo en la rentabilidad final de la inversión. Al entrar en varios momentos de mercado, nunca vamos a sufrir un momento bajista prolongado, ya que sube y baja constantemente, lo que reduce la volatilidad. Aquí es donde nosotros compramos a precios bajos para luego aprovechar la tendencia alcista.

Supongamos que compramos Bitcoins durante cuatro meses con una inversión total de 2.000€, dosificados a 500€ cada mes como dice la estrategia DCA. En el primer mes, el Bitcoin está a 100€, por lo que compramos 5 monedas. En el segundo y tercer mes, ha bajado a 50€, obteniendo 20 monedas por los dos meses, y por último, en el cuarto mes, el Bitcoin sube a 250€, de manera que compramos 2 monedas. A lo largo de estos cuatro meses hemos obtenido un total de 27 monedas en Bitcoins, mientras que si no hubiéramos seguido la estrategia y hubiéramos invertido nuestro saldo de 2.000€ en una sola transacción, coincidiendo con el precio del primer mes, hubiéramos obtenido un total de 20 monedas, 7 menos que en el ejemplo con el DCA.

Si quieres visualizar un ejemplo y probarlo con tus propias cantidades y tiempo, te dejamos un enlace a nuestra web donde encontrarás una demo súper sencilla, que además te indica las ganancias que hubieras obtenido www.depasify.com

Una de las claves fundamentales es el pensamiento largoplacista. Hay que tener en cuenta que es una estrategia pensada para largo plazo, por lo que si buscas obtener gran cantidad de dinero en poco tiempo, esta fórmula no sería la adecuada.  

Además, otra de las ventajas que supone usar esta estrategia es que el cliente no tiene que preocuparse de las transacciones ni de cómo está el mercado en ese momento, permitiendo que cualquiera pueda generar ingresos sin demasiados conocimientos previos.

Cómo llevar a cabo la estrategia de una manera óptima en 3 pasos

  1. Busca y elige en qué quieres invertir
  2. Escoge la cantidad de dinero y tiempo en el que quieres dosificar la inversión. Recuerda que es una estrategia pensada a largo plazo
  3. ¡A invertir! Si los dos primeros pasos te cuadran pero no tienes tiempo para mirar cómo está el mercado ni ejecutar la acción, nosotros nos encargamos www.depasify.com


A modo de conclusión, es una estrategia pensada para todos, sencilla, que no requiere conocimientos específicos. Reduce el riesgo al dosificar la cantidad de dinero y se aprovechan las bajadas de mercado de manera automática.